Pastel de calabaza

En el mismo viaje que hice a Rumanía en noviembre, comí muy a gusto un pastel de manzanas de mi madre. Cuando me decidí reproducirlo, yo no tenía en casa manzanas pero sí unas calabazas muy dulces de la cosecha de mi suegra. Muchas veces mi madre me dijo que esta masa de pastel era una de las mas fáciles de hacer y se podía rellenar con prácticamente cualquier cosa, frutas, queso, hasta con carne, siempre que se le ponga un poco menos de azúcar que el mencionado en la receta. Por cierto, yo usé un yogur que tenía caducado hace varios días en la nevera, por la obsesión de no tirar la comida y aprovechar lo máximo posible. Confirmo que todos los que hemos comido de este pastel estamos sanos y salvos y nos ha sentado estupendamente acompañar el café de media tarde durante este fin de semana!

Ingredientes: Masa: 3 huevos, 1 vaso de azúcar, medio vaso de aceite, medio vaso de leche o un yogur, 1 sobre de levadura, 600 g harina aprox.; Relleno: en este caso, calabaza, aunque se puede usar cualquier fruta o rellenos de queso que os apetezca!

Batimos los huevos junto con el azúcar hasta obtener una mousse ligera. Añadimos la levadura y la leche o el yogur. Incorporamos alternativamente aceite y harina y seguimos mezclando hasta obtener una masa que se pueda extender fácilmente con el rodillo. Dividimos la masa en dos partes no-iguales. Extendemos la parte mas grande con el rodillo para cubrir la superficie de la fuente donde vamos a hornear, cubriendo los bordes de la misma. Incorporamos el relleno (en este caso hemos rallado la calabaza y la hemos pasado por la sartén un cuarto de hora). Lo extendemos uniformemente sobre la masa. Extendemos la parte que nos queda de la masa de la misma forma que hemos hecho con la primera y la asentamos por encima del relleno, uniendo los bordes con la masa inferior. Horneamos a media altura del horno, 30 min, a 170º. Una vez horneado, espolvoreamos azúcar glace y, si queremos, lo caramelizamos suavemente con el soplete. Una vez enfriado, emplatamos a gusto.

¡Que aproveche!